¡Consulte nuestra sección de Recursos para obtener guías de impuestos, formularios y más!

Respuestas a sus preguntas sobre la deducción del 20% para empresas intermediarias

Si usted es propietario de una empresa, probablemente haya oído hablar de la deducción del 20% para empresas intermediarias, también conocida como deducción del ingreso empresarial calificado (QBI). Todo el mundo que habla de esta deducción ha proclamado que es una gran ventaja para los empresarios. Sin embargo, ha sido difícil averiguar cómo declararla.

El IRS publicó información orientativa sobre la deducción del QBI el 19 de enero de 2019 mediante 274 páginas de regulaciones finales. Parece que debería haber aclarado las cosas, ¿verdad? En realidad, solo aclaró que este es uno de los cambios más complicados que llegaron con la reciente reforma tributaria. Vamos a aclarar los fundamentos de esta intrincada deducción respondiendo a algunas preguntas que hemos escuchado mucho desde que se promulgó la ley.

Respuestas a esas preguntas candentes sobre la deducción del 20% para empresas intermediarias:

¿Qué es la deducción del QBI?

El QBI o la deducción del 20% para empresas intermediarias se refiere a una disposición individual (denominada oficialmente Sección 199A) de la Ley de Recortes Tributarios y Empleos. La disposición es efectiva solo para los años fiscales después del 31 de diciembre de 2017 y antes del 1 de enero de 2026.

La sección 199A le permite a los propietarios de entidades intermediarias deducir el 20% de los ingresos empresariales que se trasladan a su declaración individual.

¿Por qué se incluyó en la reforma tributaria?

La deducción para empresas intermediarias se incluyó para ofrecer un beneficio tributario a las empresas que contribuyen al crecimiento de la economía estadounidense. Sin embargo, esta exención tributaria está destinada a un subconjunto específico de propietarios de empresas.

¿Quién puede acogerse a la deducción del 20% para empresas intermediarias?

Las organizaciones intermediarias tienen derecho a la deducción. Estas organizaciones tienden a "pasar" los beneficios de la empresa a los propietarios o accionistas. Los propietarios de las organizaciones intermediarias pagan impuestos a través de declaraciones individuales en lugar de corporativas. Se calcula que alrededor del 95% de las empresas entran en esta categoría.

Estas son todas las organizaciones intermediarias que pueden acogerse a la deducción:

  • Empresas unipersonales
  • Sociedades colectivas
  • Compañías de responsabilidad limitada
  • Sociedades anónimas tipo S

Pero hay una trampa. Incluso si su negocio es una organización intermediaria, no significa que usted tendrá derecho a la deducción del 20% para empresas intermediarias. Hay algunas limitaciones clave para esta deducción que discutiremos en un momento.

¿Qué es un comercio o negocio de servicios específicos (SSTB) y cómo se aplica a la deducción?

En el texto legislativo del artículo 199A del IRC se define una actividad comercial o de servicios específica (SSTB) como:

"Cualquier actividad comercial o empresarial que implique la prestación de servicios en los ámbitos de la salud, el derecho, la contabilidad, las ciencias actuariales, las artes escénicas, la consultoría, el atletismo, los servicios financieros, los servicios de intermediación, o cualquier actividad comercial o empresarial en la que el principal activo de dicha actividad comercial o empresarial sea la reputación o la habilidad de uno o más de sus empleados [o] cualquier actividad comercial o empresarial que implique la prestación de un servicio que consista en la inversión y la gestión de inversiones, el comercio o la negociación de valores".

Cualquier empresa que se ajuste a esta definició solo puede acogerse a la deducción si la renta imponible del propietario es inferior a determinados umbrales. A continuación, se ofrece un práctico desglose visual de los oficios y campos empresariales que entran en la categoría de SSTB:

Comercios o negocios de servicios específicos (SSTB) que no califican para la deducción de transferencia del 20%

¿Cómo puedo calcular cuánto me puedo ahorrar con la deducción del 20 % para empresas intermediarias?

Desgraciadamente, no es tan sencillo como multiplicar los ingresos de la empresa intermediaria por el 20%. Incluso la mayoría de los profesionales de impuestos tienen que hacer cálculos complicados con programas tributarios avanzados. La mejor manera de averiguar realmente cuánto puede ahorrar es encontrar un profesional de impuestos para empresas que tenga experiencia en la ejecución de estos cálculos.

¿Puedo dividir mi empresa en diferentes entidades para reducir mi recibo de impuestos?

No. Al principio, algunos profesionales de impuestos creían que podían dividir las empresas en diferentes entidades para evitar los límites de la nueva exención tributaria (también conocida como "crack and pack"). Sin embargo, el IRS bloqueó rápidamente este movimiento táctico.

¿Cuál es la mejor estructura de negocio para mí y me dará derecho a la deducción del 20 % para empresas intermediarias?

Esta es una pregunta casi imposible de responder sin conocer los detalles de su negocio y sus ingresos. La deducción para empresas intermediarias ayudará inevitablemente a algunos empresarios. Mientras tanto, otros pueden beneficiarse más manteniendo una estructura de sociedad anónima.

Su mejor opción es encontrar un profesional en impuestos calificado que pueda evaluar su negocio y ofrecerle orientación personalizada sobre la estructura empresarial y las mejores desgravaciones tributarias disponibles para usted.

Si tengo derecho a la deducción del QBI, ¿cuáles son las limitaciones?

Estas son las principales limitaciones de la deducción del 20% para empresas intermediarias:

  • La deducción no puede superar el 20% de su renta imponible en exceso de las ganancias de capital.
  • No puede deducir más que el menor de los siguientes importes: QBI o el mayor de los siguientes:
    • el 50% de su parte asignable de los salarios pagados por la empresa con respecto al QBI, o
    • el 25% de su parte asignable de los salarios más el 2.5% de la base no ajustada de los bienes calificados propiedad de la empresa.
    • Esta limitación comienza a aplicarse gradualmente a partir de una renta imponible de $157,500 para los contribuyentes solteros y de $315,000 para los contribuyentes casados que presentan una declaración conjunta.
  • Como ya se ha mencionado, la deducción es temporal y puede no existir más allá de 2026.
  • La naturaleza complicada de la deducción del 20 % para empresas intermediarias hace que sea difícil de manejar para el contribuyente medio.

Si no tengo derecho a la deducción, ¿hay otras formas de ahorrar en mis impuestos?

No se preocupe. La deducción del QBI no es la única forma de ahorrar en los impuestos de su negocio. La reforma tributaria también trajo consigo una tasa impositiva más baja para las sociedades C y derogó el impuesto mínimo alternativo de sociedades.

En resumen, la deducción del 20% para empresas intermediarias podría suponer una gran rebaja tributaria. Pero también es un cambio complejo y que da quebraderos de cabeza. La buena noticia es que hay expertos tributarios como los nuestros dispuestos a ayudarle a descifrar lo que significa la Sección 199A para usted y los impuestos para empresas.