Leer más sobre las actualizaciones de impuestos COVID-19 (coronavirus) Arrow icon button for important news

Tenga cuidado con estos desencadenantes de auditorías fiscales para pequeñas empresas - Tax Defense Network

Dirigir una pequeños negocios ya es bastante difícil sin considerar cuán complicado son los impuestos. Incluso si hace todo lo posible por presentar sus declaraciones con exactitud y a tiempo, aún existe la posibilidad de que se enfrente a una auditoría. Y las auditorías del IRS para los propietarios de pequeñas empresas son algo serio. No se puede detener una auditoría una vez que ha comenzado y las multas por auditoría pueden ser devastadoras. Entonces, ¿qué puede hacer? Si aprende acerca de los siguientes factores desencadenantes de las auditorías de impuestos de pequeñas empresas, sus posibilidades de evitarlas en el futuro deberían ser mucho mayores.

Estos son algunos de los factores desencadenantes más comunes de las auditorías de impuestos de pequeñas empresas:

Presentación de declaración tardía

Lo crea o no, el IRS se da cuenta cuando presenta una declaración tardía, especialmente si continúa presentando su declaración con atraso cada año. Y con esas declaraciones de impuestos tardías, es más probable que se vuelvan más inquisitivos sobre lo que está reportando y por qué.

La solución es sencilla: presentar la declaración a tiempo. Sabemos que no siempre es así de fácil. Pero presentar la declaración a tiempo puede ayudarle a mantenerse fuera del punto de mira del IRS, suponiendo que nada más les llame la atención en su declaración.

Excederse con las deducciones

Sabemos lo importantes que son las deducciones para el propietario de una pequeña empresa. Y no tiene nada de malo en reclamar ciertas deducciones, como la nueva deducción "de paso" de 20%. El problema, en cambio, radica en intentar reclamar todas las deducciones que puedan servirle. Gastos de comida más elevados de lo normal y reclamar que el uso de su automóvil es 100% comercial son grandes indicadores para el IRS de que algo va mal.

Y no se sienta demasiado cómodo con el método simplificado que se anunció en 2013 cuando se trata de la deducción de trabajo en casa. El método de presentación puede ser más fácil, pero los requisitos siguen siendo muy complejos.

La parte de su casa que se puede reclamar debe estar dedicada exclusivamente a su negocio. Esto significa que, si utiliza algunos metros cuadrados de su oficina en casa por razones personales, no calificará todo el ambiente, solo la parte utilizada para su empresa. Cuando los requisitos para una deducción son tan complejos, tenga por certeza que el IRS está vigilando seriamente a cualquiera que la reclame.

Hay dos cosas que hay que tener en cuenta a la hora de reclamar deducciones:

  1. Es necesario ser coherente año tras año con las deducciones.

Tenga en cuenta la regla de "ordinario y necesario" del IRS cuando se trata de deducciones. Si el gasto puede considerarse tanto ordinario como necesario para su empresa y para otros en su área de negocio, debe ser capaz de defenderse y reclamarlo como una deducción. Esos gastos no deben cambiar drásticamente de un año a otro.

  1. No debe reclamar deducciones que sean desproporcionadas con sus ingresos gravables.

El IRS tiene sus formas de determinar cuántas deducciones son demasiadas para las personas en diferentes escalas de ingresos. Si está reclamando deducciones que son demasiado altas para el rango de ingresos de su empresa, el IRS puede venir a indagar. Manténgase preparado manteniendo registros detallados de cualquier deducción que parezca irregular.

Declarar pérdidas empresariales constantes

¿Ha declarado pérdidas netas en los últimos años? Según el IRS (y la mayoría de los propietarios de pequeñas empresas), el objetivo de un empresa es ganar dinero. Cuando el IRS se da cuenta de que una empresa no gana dinero año tras año, reaccionan.

Si su empresa es nueva y sufre pérdidas en el primer año, la probabilidad de que le hagan una auditoría es menor. Asimismo, si su empresa obtiene ganancias durante tres de cada cinco años, es probable que no tenga problemas.

Sin embargo, si solo obtiene ganancias en dos de los cinco años de actividad, el IRS puede hacerle una auditoría. Querrán averiguar si su empresa es realmente un negocio o simplemente un pasatiempo.

Este factor desencadenante es especialmente importante si tiene una empresa unipersonal, ya que puede hacer que su riesgo de auditoría se eleve súbitamente. Las empresas unipersonales son especialmente susceptibles de mezclar gastos personales y de negocios.

Tener grandes transacciones en efectivo

Seamos realistas: El dinero en efectivo es más difícil de rastrear que las transacciones con tarjetas de crédito y los cheques. Las empresas que realizan grandes transacciones en efectivo suelen correr el riesgo, ante el IRS, de no declarar lo suficiente y, por tanto, de no pagar suficientes impuestos.

Mantenga buenos registros de sus transacciones en efectivo para asegurarse de que puede mostrar su propio rastreo detallado del efectivo que ingresa a su empresa. También querrá presentar el Formulario 8300 si su empresa acepta cualquier pago en efectivo superior a $10 000. A fin de cuentas, la documentación marca una gran diferencia cuando se encuentra en medio de una auditoría de impuestos.

Redondeo de números y matemáticas complicadas

Sabemos que aprendió en la escuela a redondear hacia arriba al calcular los números finales. Sin embargo, ese no es el mejor camino a seguir al llenar sus formularios de impuestos.

No querrá declarar sus ingresos como $85 000 si ganó $85 025,63 ese año. Los números perfectos pueden llamar la atención de un auditor. Por supuesto, si ganó $85 000 perfectamente, reporte ese número exacto. Asegúrese de tener los registros para probar hasta el último centavo.

Además, si lo que informa en su declaración no coincide con los registros empresariales, no asuma que el IRS no se dará cuenta. El IRS se toma tan en serio las matemáticas como su profesor de álgebra de octavo grado, por lo que volverán a revisar los cálculos de sus declaraciones. Y si algo no cuadra, se asegurarán de localizar la causa.

La mejor manera de evitar una auditoría de impuestos a una pequeña empresa:

Conocer estas importantes señales de alerta de auditoría le ayudará a evitarlas en el futuro. Mantener registros detallados y exhaustivos de sus gastos y transacciones también puede ser un salvavidas.

No obstante, a veces el factor desencadenante menos común de auditoría es el que puede atraparle en una trampa de auditoría. Si quiere evitar una auditoría de impuestos de su pequeña empresa, busque un profesional de impuestos de confianza.

Los profesionales de impuestos como los nuestros conocen bien la ley tributaria y saben cuáles son los factores desencadenantes graves de auditoría de impuestos de pequeñas empresas que deben evitar. Tienen experiencia en la declaración de impuestos de pequeñas empresas para maximizar sus deducciones y minimizar las posibilidades de una auditoría de impuestos.

Si algo sucede y usted se encuentra con una notificación de auditoría, cuenta con nuestro apoyo. Nuestros expertos en impuestos tienen experiencia en la ayuda para la auditoría de impuestos y en el manejo de los problemas fiscales de pequeñas empresas. Nos aseguramos de que usted nunca esté solo al tratar con el IRS.