fbpx

¡Consulte nuestra sección de Recursos para obtener guías de impuestos, formularios y más!

855-476-6920 Se habla español

¿Son los gastos de boda deducibles de impuestos?

Con la primavera a la vuelta de la esquina, la temporada de bodas pronto estará en pleno apogeo. Si eres una de las parejas afortunadas que se casa este año, ¡felicidades! Sabemos que este es un día especial y querrás que todo salga perfecto. La perfección, sin embargo, tiene un precio. De acuerdo a un encuesta reciente de TheKnot.com, el costo promedio por boda es de $30,000, una inversión bastante pesada. Seguro te preguntarás, “¿son los gastos de boda deducibles de impuestos?”. Lamentablemente, la respuesta es no para la mayoría de ellos. Sin embargo, existen varias formas en las que puedes reclamar una deducción fiscal en relación a estos gastos.

Gastos de boda deducibles de impuestos

Algunos de los mayores gastos de una boda son la comida, arreglos florales y el vestido de novia. Aunque no es posible obtener una exención fiscal sobre el importe total de estos artículos, puedes recuperar parte de tus gastos.

Tu vestido de novia

Tu vestido de novia, en caso de que te corresponda usar uno, es potencialmente el gasto más importante de tu boda. Según tu ubicación y tus gustos, puede llegar a costar $2,000 o más. Sin embargo, esto no incluye los gastos por modificaciones, tintorería, y su preservación después de la ceremonia. Todo esto para un vestido que probablemente nunca vuelvas a usar de nuevo.

Afortunadamente, hay formas de recuperar parte del costo — si consideras la posibilidad de donar tu vestido a una organización benéfica para deducir dicha donación de impuestos. Algunas de estas organizaciones incluyen:

  • Buena voluntad – Visita tu página web para encontrar una ubicación cerca de ti.
  • Ejército de Salvación – Agenda una recolección o entrega tu vestido en su ubicación más cercana a ti.
  • Novias por una causa – Esta beneficencia nacional acepta vestidos (con 5 años o menos años de antigüedad) de cualquier parte de los Estados Unidos, así como también accesorios de novia (velos, joyas, guantes, etc). Para más información, visita su página web o envíales un correo a donar@noviasparacausa.com.
  • Novias contra el cáncer de mama – Si tu vestido tiene menos de 3 años de antigüedad y está en excelentes condiciones, podrías donarlo a esta beneficencia si cumple con el resto de los requisitos. Para aprender más, visita su página web o envíales un correo a info@bridesagainstbreastcancer.com.
  • Novias en toda América – Esta beneficencia nacional acepta vestidos con hasta 4 años de antigüedad. Estos son regalados al ejército, al personal de primeros auxilios, y a los trabajadores sanitarios en condiciones precarias. La organización también acepta joyas, velos de novia, vestidos de damas de honor, y recuerdos de boda. Para donar, completa el formulario en su página web y sigue las instrucciones proporcionadas.

También puedes buscar eventos benéficos a nivel local, como Noche para brillar, quienes reciben donaciones de vestidos para un baile de graduación anual para personas con necesidades especiales.   

Ramos de flores y centros de mesa

Otro gasto exorbitante en la mayoría de las bodas son los arreglos florales. En lugar de tirar tus flores a la basura o regalárselas a tus invitados, puedes obtener una deducción fiscal sobre ellos si las donas a una beneficencia local, refugio para desamparados, u hospital. Solo asegúrate de contactar a la organización u hospital en cuestión antes de tiempo, ya que algunas de ellas no aceptan donaciones florales. También te sugerimos confirmar por adelantado que se trate de una organización exenta de impuestos elegible o lo contrario, tu donación no será deducible de impuestos.  

Si no puedes encontrar un lugar donde donar a nivel local, revisa Pétalos de esperanza. Esta caridad nacional recoge tus flores inmediatamente después de tu boda y las reutiliza en ramos de cabecera. Solo tienes que llenar su formulario en línea antes del gran día para ver si alguno de sus afiliados participantes se encuentra en tu área.

Decoraciones de boda

¿Se te fue mucho dinero de las manos en las decoraciones de boda? ¡Buenas noticias! Puedes donar la mayoría de estos artículos, si no es que todos, a tiendas de segunda mano u organizaciones benéficas locales. Muchas de estas caridades recibirán felizmente arcos de globos, flores de seda, y otras decoraciones festivas con el fin de reutilizarlas en sus eventos. Solo recuerda que solo puedes reclamar el valor de mercado justo de estos artículos y no su precio de compra original.

Comida para la recepción

Si anticipas que te sobrará comida en tu recepción, contacta a un refugio local para saber si estarían interesados en recibirlos después de las nupcias. Muchas organizaciones tienen políticas estrictas en torno a la comida sin envolver, pero con un poco de planeación por anticipado, puedes asegurarte de que tu comida no se desperdicie. Ayudar a tu comunidad de esta forma no solo te traerá una bonita sensación, sino también la oportunidad de obtener una importante deducción de impuestos.

Es importante aclarar que tienes que tener claro el porcentaje de la comida que vas a donar, ya que no puedes reclamar la exención fiscal en lo que tus huéspedes hayan consumido. Por ejemplo, si pagaste $5,000, pero solo donaste el 10% del total de alimentos ordenados, el importe máximo de tu deducción sería de $500.

¿Qué hay del lugar del evento?

Obtener una deducción de impuestos por el lugar de la celebración no es tan sencillo. Aún si utilizas una iglesia u otra instalación libre de impuestos, es probable que no puedas reclamar una deducción ya que estás recibiendo algo a cambio de tus honorarios. Sin embargo, hay una solución — dona dinero por encima de la cifra sugerida. Si la iglesia sugiere $500 por el uso de sus instalaciones, dales $1,500. Los $1,000 extra se considerarán una donación caritativa.

Sin embargo, los pagos realizados a un pastor u oficiante no son deducibles de impuestos. Primero, porque son personas físicas, y no organizaciones exentas de impuestos. Segundo, porque estarás recibiendo servicios a cambio de tu dinero.

¡Recuerda pedir tus recibos!

Si planeas obtener deducciones fiscales por cualquiera de tus gastos de boda elegibles, asegúrate de guardar los recibos de compra originales y de pedirle a las organizaciones benéficas que te escriban una carta de donativo. También deberás ser capaz de comprobar cómo calculaste el valor de mercado justo de tus artículos. Todo esto es necesario en caso de llegar a ser auditado por el IRS. Si no estás seguro sobre si puedes reclamar una deducción por ciertos artículos en tu declaración, consúltalo directamente con un professional de impuestos.