¡Consulte nuestra sección de Recursos para obtener guías de impuestos, formularios y más!

Bancarrota y deuda tributaria

Hay muchas razones por las que alguien puede encontrarse en dificultades para salir de sus deudas. Puede que haya perdido su trabajo, se haya lesionado o haya padecido una enfermedad grave. Independientemente de cómo haya sucedido, una vez que las facturas comienzan a acumularse, el estrés a menudo se vuelve insoportable. Muchas personas suelen encontrar alivio al declararse en bancarrota. Si usted está enfrentando un embargo de sueldo, gravámenes o embargos del IRS, es posible que piense que esta es la mejor opción para usted. Sin embargo, declararse en bancarrota y la deuda tributaria no es un proceso sencillo.

descargo de responsabilidad legal de quiebra

¿Declararse en bancarrota puede eliminar su deuda tributaria?

Es posible que pueda eliminar una parte o la totalidad de su deuda tributaria (estatal y federal), incluidas las multas y los intereses, mediante la declaración en bancarrota. Dependerá principalmente del tipo de impuestos que adeude y del capítulo en el que presenta la declaración. Por ejemplo, el capítulo 7 de Bancarrota solo líquida la deuda del impuesto sobre la renta y ciertos impuestos sobre bienes inmuebles. Si adeuda impuestos sobre el empleo o la nómina, estos no se eliminarían mediante un procedimiento de bancarrota. La deuda tributaria de las declaraciones de impuestos sin presentar tampoco es elegible para finiquito mediante bancarrota.

Capítulo 7 de Bancarrota

Hay más personas que se acogen al Capítulo 7 que a cualquier otro tipo de bancarrota. Esto se debe a que este liquidará todas las deudas tributarias descargables. Sin embargo, obtener la aprobación para el Capítulo 7 de Bancarrota es más difícil. Para eliminar su deuda tributaria, deben cumplirse los siguientes requisitos:

  • Tener una deuda de impuestos sobre la renta. (También pueden incluirse los impuestos sobre bienes inmuebles de un año o más).
  • Haber presentado una declaración de impuestos por la deuda que quiere liquidar al menos dos años antes de declararse en bancarrota.
  • La deuda tributaria debe haber vencido originalmente tres años antes de que usted se declarara en bancarrota.
  • El IRS (o el estado) debe haber evaluado la deuda tributaria más de 240 días antes de que usted se declarara en bancarrota.
  • No haber cometido defraudación tributaria o evasión deliberada de la deuda tributaria.

Una vez que comience su procedimiento de bancarrota y se establezca una suspensión automática, el IRS cesará inmediatamente sus acciones de cobro en contra de usted por cualquier deuda tributaria incluida en la presentación de declaración. Esto incluye el embargo de sueldos, los gravámenes bancarios, la compensación de reembolso de impuestos, y la incautación de bienes inmuebles.

Desafortunadamente, el IRS aún puede llevar a cabo una auditoría para determinar su responsabilidad. También puede compensar su reembolso debido a manutención de los hijos o del cónyuge sin pagar. Si no ha presentado sus declaraciones de impuestos, el IRS también puede emitir una demanda o notificación de deficiencia. Todos los impuestos nuevos adeudados después de la presentación de declaración también están sujetos a las acciones de cobro del IRS y no se incluirá en su finiquito.

Capítulo 13 de Bancarrota

Según el Capítulo 13 de Bancarrota, el tratamiento de su deuda tributaria depende de si se considera una deuda "no prioritaria" o "prioritaria". Si cumple con los requisitos del Capítulo 7, generalmente se considera no prioritaria. El tribunal determinará entonces la cantidad que usted puede reembolsar de manera factible, y el saldo restante será liquidado. Sin embargo, todas las deudas tributarias prioritarias deben ser pagadas en su totalidad según el plan de pago del tribunal. Por lo general, tendrá de tres a cinco años para pagar la deuda según el Capítulo 13.

Otros tipos de bancarrota

Los Capítulos 7 y 13 son los tipos de bancarrota más comunes, pero existen más. Para los agricultores y pescadores que tienen que enfrentar deudas tributarias, el Capítulo 12 de Bancarrota ofrece protecciones similares a las del Capítulo 13, pero con condiciones especiales e indulgencias adicionales. Muchas sociedades anónimas y sociedades colectivas optan por el Capítulo 11, que es más bien un plan de reorganización.

Gravámenes por impuestos y bancarrota

Aunque declararse en bancarrota puede ayudar a eliminar ciertas deudas tributarias, no eliminará ningún gravamen por impuestos existente en el momento de la presentación de declaración. Esto significa que tendrá que pagar el gravamen antes de poder vender o transferir su propiedad a un nuevo propietario, lo que puede ponerle de nuevo en el punto de partida con su deuda tributaria.

¿Tiene una deuda tributaria? ¡Obtenga ayuda!

Si tiene una deuda tributaria y está considerando la posibilidad de declararse en bancarrota, no siga ese camino solo. Hable con un abogado con experiencia o un profesional de impuestos que puede ayudarle a determinar el mejor modo de proceder y guiarlo a través del proceso. En Tax Defense Network, podemos ayudarle a decidir si declararse en bancarrota es la decisión correcta para usted. También podemos ver si usted reúne los requisitos para otras opciones de alivio tributario, tales como un Ofrecimiento de Transacción, la condición "Actualmente no cobrable", o un plan de pago. ¡Llame al 833-803-4222 hoy para su consulta gratuita!