fbpx

¡Consulte nuestra sección de Recursos para obtener guías de impuestos, formularios y más!

855-476-6920 Se habla español

Gastos del campamento de verano: ¿Puede obtener una reducción de impuestos por la diversión de sus hijos bajo el sol?

Como padre, usted sabe que criar hijos puede ser una tarea costosa. Desde comida y ropa hasta gastos educativos y actividades extracurriculares, los costos pueden acumularse rápidamente. La buena noticia es que el Servicio de Impuestos Internos (IRS) ofrece un crédito fiscal que puede ayudar a compensar algunos de los costos asociados con el cuidado de sus hijos. Introducir el Crédito para el cuidado de hijos y personas dependientes, un valioso beneficio fiscal que podría brindarle un alivio financiero muy necesario en lo que respecta a los gastos del campamento de verano.

Comprensión de los requisitos para el crédito por cuidado de niños y dependientes

Antes de profundizar en los detalles de si los costos de los campamentos de verano califican para el Crédito por cuidado de niños y dependientes (CDC), primero comprendamos los criterios de elegibilidad.

Para reclamar este crédito, debe incurrir en gastos para el cuidado de una persona calificada, como un hijo menor de 13 años o un cónyuge o dependiente que sea física o mentalmente incapaz de cuidarse a sí mismo. Además, usted (y su cónyuge, si corresponde) deben estar empleados o buscando trabajo cuando incurrieron en estos gastos.

¿Qué gastos son elegibles?

El Crédito por cuidado de niños y dependientes se puede aplicar a una amplia gama de gastos relacionados con el cuidado de personas calificadas. Estos gastos pueden incluir:

  • Pagos a guarderías, escuelas infantiles o niñeras privadas
  • Costos asociados con los programas de atención antes y después de la escuela
  • Campamentos diurnos de verano (más sobre esto más adelante)
  • Servicios domésticos, como contratar un ama de llaves o una cocinera, si estos servicios están relacionados con el cuidado de su persona calificada.

Dependiendo de sus ingresos, el porcentaje de gastos calificados que puede reclamar oscila entre 20% y 35%. El crédito máximo que puede obtener tiene un límite de $3000 para una persona calificada o $6000 para dos o más personas calificadas.

¿Se pueden incluir los gastos del campamento de verano?

Ahora, abordemos la pregunta del millón: ¿pueden los costos de los campamentos de verano calificar para el Crédito por cuidado de niños y dependientes? La respuesta es sí, pero con algunas salvedades.

Para ser elegible para el crédito, el campamento de verano debe cumplir con los siguientes criterios:

  1. Día de campo: El campamento debe ser de día, es decir, su hijo no pasará la noche. Los campamentos nocturnos no califican para el crédito.
  2. No educativo: El objetivo principal del campamento no debe ser educativo. Si el enfoque principal del campamento es el enriquecimiento académico o la tutoría, probablemente no calificará.
  3. Relacionados con el cuidado: El campamento debe brindar cuidado a su hijo mientras usted (y su cónyuge, si corresponde) están trabajando o buscando empleo activamente. Si usted o su cónyuge son padres que se quedan en casa, no pueden reclamar ningún gasto de campamento de verano.

Además, sólo los gastos relacionados con el componente de atención del campamento son elegibles para el crédito. Si el campamento cobra tarifas separadas para eventos educativos o con pernoctación, debes excluir esos costos.

Consejos para maximizar sus ahorros

Para aprovechar al máximo la posibilidad de reclamar los gastos de su campamento de verano, emplee estas estrategias:

  1. Mantenga registros precisos: Mantener registros detallados de todos los gastos calificados. Esto incluye recibos, cheques cancelados y cualquier documentación del proveedor de atención.
  2. Comprenda los límites de ingresos: El crédito CDC está sujeto a límites de ingresos, por lo que es importante comprender cómo su ingreso bruto ajustado (AGI) afecta el monto del crédito.
  3. Explore los beneficios patrocinados por el empleador: Algunos empleadores ofrecen Programas de Asistencia para el Cuidado de Dependientes (DCAP) o Cuentas de Gastos Flexibles (FSA) que pueden ayudar a cubrir gastos elegibles con dólares antes de impuestos.

¿Puedo UTILIZAR mi FSA y reclamar el crédito CDC?

Si su empleador ofrece una FSA, puede reservar hasta $5,000 anualmente para ayudar a cubrir los costos del cuidado infantil. Cualquier retiro para gastos de campamento de verano que califiquen está libre de impuestos (federales), al igual que sus contribuciones (federales). Dependiendo de dónde viva, también puede evitar los impuestos estatales sobre la renta. Solo tenga en cuenta que no puede realizar una doble inmersión. Si utiliza fondos de la FSA para cubrir los gastos del campamento de verano de su hijo, no puede incluirlos también en el Crédito CDC. La única excepción es para familias con dos o más hijos. Dado que puede reclamar hasta $6,000 en gastos de cuidado infantil, técnicamente podría usar los $5,000 completos en su FSA y aún reclamar los $1,000 restantes bajo el Crédito CDC.

Otros créditos fiscales y beneficios para padres

Aunque el crédito CDC y las FSA son valiosos beneficios fiscales para los padres, no son los únicos disponibles. Aquí hay algunos otros créditos y beneficios fiscales que quizás desee explorar:

  • Crédito tributario por hijos: Este crédito puede reducir su factura de impuestos hasta $2,000 por hijo calificado, dependiendo de sus ingresos y estado civil para efectos de la declaración.
  • Crédito por Ingreso del Trabajo (EITC): El EITC es un crédito reembolsable diseñado para ayudar a familias de ingresos bajos y moderados. El monto del crédito depende de sus ingresos y de la cantidad de hijos calificados que tenga.
  • Crédito por Adopción: Si adoptó un niño, puede ser elegible para un crédito fiscal para ayudar a compensar los gastos asociados con el proceso de adopción.

Pensamientos Finales

Al comprender el Crédito por cuidado de niños y dependientes y sus requisitos de elegibilidad, así como las FSA, potencialmente puede desbloquear valiosos ahorros fiscales cuando se trata de gastos de campamentos de verano. Recuerde evaluar cuidadosamente el propósito del campamento, mantener registros precisos y consultar con un profesional de impuestos para asegurarse de maximizar sus beneficios fiscales.